Los telecabinas llevan desde las cuatro de la tarde sin moverse a 3.800 metros de altura (Philippe Desmazes / AFP)

Treinta y tres turistas, incluido un niño de 10 años, pasarán la noche de jueves a viernes prisioneros en cabinas colgantes debido a una averiá en el teleférico del Monte Blanco que por tramos circula a 400 metros de altura sobre los glaciares.

Estos “náufragos del vacío”, como los definió el prefecto de Alta Saboya, Georges Leclerc, disponen en sus cabinas de equipos de supervivencia compuestos por mantas, barras de alimentos energéticos y bidones de agua.

Un incidente técnico inusual bloqueó la tarde del jueves varias cabinas del teleférico con 110 personas en un tramo de 5 kilómetros entre la Aiguille du Midi (3.842 metros sobre el nivel del mar) y la Pointe Helbronner (3.462 metros), en la ladera italiana del Monte Blanco, la montaña más alta de Europa.

Al fallar los intentos de reactivar la línea, grupos de rescatistas de los pelotones de gendarmeria de Alta Montaña de Francia e Italia, con cuatro helicópteros de ambos países, iniciaron el rescate.
Cuarenta y ocho turistas fueron evacuados en barquillas colgando de helicópteros y 29 –bloqueados en cabinas que estaban mas cerca del suelo– fueron descendidos con arneses y sogas hasta el suelo.

“Tuvimos que interrumpir las operaciones a las 20h45” por razones de seguridad. La noche y las condiciones meteorológicas hacían los rescates en helicóptero muy peligrosos y “no se podía garantizar la seguridad de los pilotos, los socorristas y los pasajeros en las cabinas”, dijo Leclerc.

Antes de interrumpir las operaciones fue posible ubicar en algunas de las cabinas aún con personas atrapadas a cinco gendarmes –tres franceses y dos italianos– que ayudarán a los pasajeros a pasar una larga noche balanceándose sobre las laderas heladas. Pero tres de las cabinas con pasajeros quedaron “huérfanas” (como lo definió el prefecto) en la larga noche alpina

“Esperamos poder evacuar a todo el mundo el viernes al amanecer. Hoy hicimos todo lo que era posible”, agregó el prefecto.

Razón inexplicable

El incidente sobrevino cuando, por “razones inexplicadas”, los cables del teleférico –construido hace más de medio siglo– se cruzaron, explico el presidente de la compañía, Mathieu Dechavanne.
“La última hora fue interminable. Tuve que cerrar los ojos un buen rato”, relató uno de los turistas rescatados a Radio France Bleu de Saboya.

En diciembre de 2011, en la localidad alpina francesa de Tignes unos 40 turistas quedaron bloqueados siete horas en un teleférico a unos 40 metros de altura de la ladera. Todos fueron evacuados en el mismo día y descendidos con sogas y arneses hasta tierra.
Pero en la linea del Monte Blanco hay tramos en los cuales las cabinas cruzan el valle a unos 400 metros de altura sobre las laderas, lo que permite unas vistas espectaculares, pero limita el rescate al uso de helicópteros.

Un puesto de mando para las operaciones de rescate fue instalado en Chamonix, conocida estación de deportes invernales y principal poblado al pie del Monte Blanco del lado francés. también sitio de acceso al túnel internacional carretero que bajo la mayor montaña de Europa une Italia y Francia.