Un grupo de emprendedores españoles, dueños de Bioo Lite, supo qué hacer para fabricar un dispositivo que sirve para recargar el celular o la tableta a través del proceso de la fotosíntesis generado diariamente por las plantas.

El equipo de jóvenes, conformado por los andaluces Pablo Vidarte, Javier Rodríguez, Rafael Rebollo, Alexandre Díaz y Chantal Marín, comenzaron a principios de abril una campaña de crowdfunding en la plataforma Indiegogo. El precio de una maceta oscila entre 292 mil pesos (79 euros) y 404 mil pesos (120 euros) según las características de la misma. Estos han recibido, hasta el momento 2.000 pedidos, que serán entregados a partir de septiembre.

Este método de generación de energía, que es mucho más amigable con la naturaleza, utiliza los microorganismos expulsados por las plantas sin alterar el proceso habitual de la fotosíntesis de estas y captados en pequeños paneles solares de un tamaño de 100x100x25cm, que hacen las veces de conectores para el cable del celular o la tableta, y que producen entre 3 y 40 watts (entre 28kmwh y 280kwh al año) dependiendo del tipo de planta y del cuidado proporcionado por su dueño. Un celular, según Bioo Lite, puede ser recargado hasta tres veces en un día.

En un foro activado en la campaña de crowdfunding de la plataforma Indiegogo, los fabricantes de Bioo Lite han aclarado a la comunidad científica, luego de recibir varias críticas, que su tecnología incluye “activadores y potenciadores químicos naturales para apoyar a la energía creada por la fotosíntesis y equilibrar la producción. Se ha realizado de este modo para poder proporcionar suficiente energía para un uso doméstico en una escala reducida. Nuestros paneles de un metro cuadrado producen energía sin estos aditivos pero en este producto es esencial para minimizar el tamaño”.

Cada maceta de Bioo Lite está equipada con su propio tanque de agua sellada con capacidad de retener mensualmente entre seis y ocho litros para efectuar el riego eficiente. Aunque cualquier planta, cuya vida útil es de aproximadamente cinco años, puede generar este tipo de energía, el cactus es el menos recomendable, según la empresa europea.