La empresa Samsung Electronics comenzó este lunes 19 de septiembre, a entregar en algunos países su reestructurado celular, Galaxy Note 7, tras retirar del mercado 2,5 millones de teléfonos.

Los Samsung Galaxy Note 7 a los pocos días de su lanzamiento, el pasado 19 de agosto, presentaron problemas con sus baterías, las cuales explotaban o se incendiaban. Se reportaron alrededor del mundo centenares de informes por sobrecalentamiento de baterías, quemaduras y daños a la propiedad.

Los mejorados Smartphones, llevan una ‘S’ azul en su empaque y tienen el indicador de la batería en color verde, diferenciándolo con la primera versión.

La sustitución de los Galaxy Note 7, inicialmente es en los países de: Canadá, Singapur, España y Corea del sur. Se espera que el 30 de septiembre se inicie en México y otros países de Latinoamérica (el Galaxy Note 7 no alcanzó a llegar a Colombia). Los consumidores afectados podrán pedir el remplazo del dispositivo o el reembolso del dinero, si así lo prefieren.

Para Samsung, empresa número uno de las ventas de teléfonos inteligentes, este inconveniente podría beneficiar a su eterno rival, Apple, que acaba de lanzar su iPhone 7 y el iPhone 7 Plus.