Samsung planea actualizar el software de los teléfonos Galaxy Note 7 que tuvo que retirar del mercado debido a que se sobrecalentaban.

La nueva versión impedirá que los celulares se calienten de más pero limitará al 60% la recarga de la batería.

El diario surcoreano Seoul Shinmun publicó este martes en su primera plana un anuncio de la empresa sobre la actualización del software de los Note 7 que ya fueron vendidos.

“Es una medida para priorizar la seguridad del consumidor, pero primero nos disculpamos por causar inconveniencia”, dice el anuncio. La actualización para los usuarios surcoreanos comienza el 20 de septiembre, según el aviso.

Se desconoce cuándo habrá una actualización para otros países o si será obligatoria para todos los Note 7, independientemente del consentimiento del usuario. La agencia noticiosa Yonhap dijo que Samsung está en conversaciones con compañías de celulares para entregar la misma actualización para mantener la batería en 60% o menos en todo momento.

Samsung planea distribuir en Corea del Sur a partir del 19 de septiembre nuevos Note 7 con batería que, asegura, no tienen propensión a recalentarse.

La compañía retiró 2,5 millones de dispositivos apenas dos semanas después de su lanzamiento tras decenas de reportes de baterías que estallaron o se incendiaron.Samsung asegura que se debió a un defecto de fábrica en las pilas.

La empresa hace parte de los mayores productores de celulares en el mundo y analistas dicen que el retiro pudiera tener un impacto mayor en la marca que lo que se pensó inicialmente. Reguladores de aviación y aerolíneas consideran el Note 7 un peligro para llevar a bordo de aviones y la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos está ponderando un retiro oficial.

La compañía llamó a los consumidores a apagar inmediatamente sus celulares y remplazarlos con los nuevos Note 7.

Pero implementar un retiro de tal magnitud es un reto. Los consumidores tienen que visitar las tiendas o centros de servicios de Samsung dos veces: una para recibir un celular de remplazo (no un Note 7) y una segunda vez para recibir un nuevo Note 7.

Movimiento en la bolsa

Las acciones de Samsung Electronics subieron este martes en la primera mitad de la sesión en la Bolsa de Seúl por encima del 5 por ciento con respecto a la jornada del lunes,en la que cayeron casi un 7 por ciento tras agravarse los problemas relacionados con el Galaxy Note 7.

Así, los inversores parecen haber recuperado la confianza en la empresa después de la debacle del lunes, que se produjo a partir de un cúmulo de malas noticias durante el fin de semana sobre el nuevo dispositivo inteligente de Samsung.

Del aproximadamente millón y medio de unidades vendidas desde el 19 de agosto se revelaron 35 casos documentados de ignición de los terminales durante la carga, lo que motivó a Samsung a retirarlo temporalmente del mercado y anunciar una llamada a revisión a gran escala.

Desde que se conocieran los primeros casos a finales de agosto las acciones de la empresa surcoreana no habían experimentado grandes cambios, ni siquiera con el anuncio de llamada a revisión, hasta el desplome ocurrido el lunes.