AFP/Leo Ramírez

El economista Felipe Pérez Martí, exministro de Planificación y Desarrollo de Hugo Chávez (2002-2003), aseguraba en enero que al presidente Nicolás Maduro le quedaban seis meses en el cargo. Llegó el noveno mes y allí sigue. Pero el economista, dedicado actualmente a la consultoría privada, mantiene su premisa aunque el lapso se haya extendido: “Maduro no pasa de este año”.

Sus explicaciones sobre cómo ha logrado mantenerse en la presidencia, en medio de una crisis equiparable con una falla multiorgánica que cada día se agudiza más -sobre todo en lo económico y social- las desarrolla desde planteamientos de economía política, de a teoría de juegos y de la analogía.

No rescata nada de lo que se ha hecho en los últimos meses en el área económica, más bien reitera que la crisis es artificial porque se debe a “errores garrafales” en la economía, y adelanta la existencia de un plan de gobierno donde ya está previsto qué hacer en lo económico.

“Ya los economistas nos hemos puesto de acuerdo y ya la MUD está de acuerdo con que éste es el plan. Y no es un plan neoliberal, es un plan que trata de restaurar las cosas”, aclara Pérez Martí, quien asegura no haber sido nunca chavista y que así se lo dijo a Chávez en su oportunidad, pero sí es de izquierda. “De izquierda progresista y democrática, nada que ver con el estalinismo o remedo de estalinismo que es lo que tiene esta gente aquí”.

“MADURO ES UN DRAGÓN DE PAPEL DE SIETE CABEZAS”

¿Aún considera que a Nicolás Maduro le quedan meses en la presidencia? Ya pasaron los seis meses que le daba en enero

Sí, la mantengo. Yo creo que Maduro no pasa de este año, hay una apuesta sobre eso. El deterioro es demasiado grande ya, la situación no es solamente insostenible sino insoportable. Esto va a acabar muy pronto

¿Por qué se mantiene, qué ha pasado?

Maduro es un dragón de papel de siete cabezas, que son los siete recalcitrantes que gobiernan esto. Es un dragón de papel cuya fortaleza depende de que el contrario crea que él es fuerte. Y el contrario es un tigre arrinconado. Eso es lo que está pasando aquí.

El gobierno está tan equivocado y tan irracional que está acorralando a un tigre (la oposición). Impide la entrada a periodistas internacionales, mete a Goicoechea preso y lo incrimina, hace creer que esto es un golpe de Estado cuando se sabe que a quien le interesa la violencia es al Gobierno y que la oposición lo que quiere es revocatorio, la solución pacífica y constitucional. Pone preso a Ceballos y a otros, busca atemorizar, no hace las reformas económicas que tiene que hacer, se vuelve más radical con un modelo que no ha funcionado, que favorece a los corruptos. Sube los salarios sin tener plata con qué pagarlos, aumenta la brecha fiscal y la financia con emisión de dinero inflacionario.

Hay un derrumbe del Gobierno y una anarquización de la sociedad, donde triunfa el que tiene mayor poder sobre las armas. Pero esto tiene un límite. Ese tigre va a dar zarpazos y ya está empezando. Esos zarpazos han mostrado que la piel del dragón es de papel, muy débil, y el tigre empieza a envalentonarse aún mas, a darse cuenta de que el enemigo es en realidad sumamente débil.

Lo que va a determinar lo que pase aquí es la debilidad del Gobierno, y no solamente en materia de gobernabilidad institucional y derrumbe de la economía, sino en términos de las propias fuerzas que lo apoyan.

Se ha mantenido a flote porque el tigre ha estado dormido y creyendo en el poder del dragón. Pero llegó el momento de la verdad, de ver quién es quién. La gente se está empoderando muchísimo y a partir de aquí vienen cambios porque cada quien va a buscar su propio interés. Los militares van a decir ‘yo no puedo enterrarme aquí con Maduro’, y el chavismo tampoco lo quiere. Tiene que salir este año.

“EL APOYO DENTRO DEL CHAVISMO PARA MADURO ES MÍNIMO”

¿Cuáles son esas fuerzas que apoyan al Gobierno?

Eran el chavismo de base, el apoyo popular y la Fuerza Armada. Ya, dependiendo de las encuestas, solamente entre 12,5% y 15% de la población quiere que Maduro se quede, el resto quiere que se vaya ya. En una situación como esta tienes una guerra de desgaste, desde el punto de vista estratégico y de teoría de juegos, donde hay dos contrincantes luchando por un territorio.

Uno de los contrincantes ha estado perdiendo terreno, y ese es el Gobierno. Ha estado perdiendo capital político, el apoyo que tiene es bajísimo, las instituciones que lo apoyan tienen un prestigio bajísimo, como los militares, y lo que debes hacer en una situación como esta es salvar el pellejo. Irte, reagruparte, y volver. Porque si sigues guerreando expones el pellejo de los que te apoyan.

El chavismo está consciente de que mientras más se mantenga Maduro en el poder, más pierde el capital político, y en el futuro no serán una alternativa, no van a ganar ninguna alcaldía, gobernación, diputación. Por eso el apoyo dentro del chavismo para Maduro es mínimo. El chavismo está muy enojado. Maduro es un lastre, Maduro en el poder hunde al chavismo, significa un naufragio del movimiento político y en el futuro nadie lo va a querer. Será recordado como el Gobierno más nefasto que ha tenido el país.

Tenemos información de que hubo una reunión del Psuv, un directorio nacional, donde de 75 dirigentes, 71 votaron que Maduro renunciara. Solamente cuatro o cinco votaron para que se quedara. Por eso Diosdado anda tratando de hacer una asamblea del Psuv con las bases, porque los dirigentes del Psuv nacionales, regionales, no lo quieren.

“LOS MILITARES TAMPOCO LO ESTÁN APOYANDO, ELLOS SIEMPRE HAN JUGADO A GANADOR, ELLOS SON MUY PRAGMÁTICOS”

¿Quiénes votaron a favor de Maduro?

Diosdado, Jorge Rodríguez, El Aissami y ese tipo de personas. Ahora Diosdado está recorriendo el país tratando de levantar apoyo para él. Está muy aislado políticamente, por eso dice tantas barbaridades, dice que Maduro no se va ni ahorita, ni en 2017 ni en 2019. ¿Qué está pasando? Maduro está haciendo propaganda para la MUD, porque el propio chavismo dice “si Maduro no se va, no voy a estar en esta situación toda la vida, mejor que salgamos de él ya”. El chavismo sabe que tiene que aprovechar la oportunidad de ahorita para que Maduro se vaya.

¿Y el apoyo de la Fuerza Armada? Ahora los militares tienen más presencia en el Gobierno que en tiempos de Chávez. ¿Cómo ve la participación de ellos en la economía?

Maduro cree que la economía mejora con controles y trata de hacerlo con el mecanismo de control por excelencia, que son los militares. Pero la economía no funciona así, eso ha fracasado en todos lados. En la Unión Soviética, que tenía una organización muy superior en materia de planificación y distribución, falló completamente. No es cuestión de tener militares para controlar, el problema es quién controla después al controlador; hay mucha corrupción incluso entre los militares.

Él ha tratado de basarse en los militares porque no tiene apoyo. Pero los militares tampoco lo están apoyando, ellos siempre han jugado a ganador, ellos son muy pragmáticos y no van a querer pagar el muerto de Maduro. El perfil de la Fuerza Armada se está hundiendo con Maduro, ellos naufragarían si lo siguen apoyando hasta el final.

Hubo una reunión hace 6 meses, de la cúpula militar con la cúpula política, donde los mismos militares que tienen organizaciones de inteligencia y de investigación le dijeron a Maduro que venía un golpe social. Ellos llaman así a la conmoción social. Maduro y Diosdado dijeron que si eso pasaba había que reprimir, pero los militares les dijeron que no iban a reprimir porque esa era una situación creada por los políticos y ellos son los que tienen que resolverla, no los militares.

“LA DEBILIDAD DEL GOBIERNO VA A DETERMINAR LO QUE PASE AQUÍ”

En la Fuerza Armada hay fundamentalmente tres grupos. Los institucionalistas, que son la gran mayoría y son nacionalistas, anticubanos, democráticos. Están los chavistas no maduristas, que son como el 20%, y dicen -tanto por Bolívar como por Chávez- ‘maldito el soldado que vuelve el fusil contra el pueblo’. Ellos obedecen a ese principio y por eso dijeron que no iban a reprimir.

Hasta ahora las represiones están relacionadas con Reverol y la gente que apoya a Maduro y a Diosdado. Pero ellos han estado perdiendo terreno y hubo un tremendo cisma cuando Maduro quiso nombrar a Reverol ministro de Defensa.

En esa reunión quedó claro que hay una alianza entre los institucionalistas y los chavistas no maduristas. Ellos están esperando una situación para decantarse, y esa situación era el 1º de septiembre. Quedó claro que el apoyo que tiene la oposición no solamente es en intención de voto sino en gente en la calle, y eso es absolutamente determinante. Yo mantengo mi predicción, Maduro no va a pasar de este año y la economía no se va a recuperar con Maduro para nada. Sin embargo, con la oposición como gobierno sí se va a recuperar.

¿Y el tercer grupo?

La tercera fuerza son los que apoyan a Maduro. Ahí hay división también pero en general están los de Diosdado y los de Maduro. Ahorita el que está en control de eso es Maduro. Reverol reporta es a Maduro. Son muchos militares corruptos, gente implicada en tráfico de drogas. Son parte del cartel de mafias que dirigen, que yo llamo los siete recalcitrantes, las siete cabezas de ese dragón del papel.

¿Quiénes son esas siete cabezas?

Tarek El Aissami, Diosdado Cabello, Cilia Flores, Jorge Rodríguez, Héctor Rodríguez, Aristóbulo Istúriz, y el propio Maduro. Aunque pudieras interpretar a Maduro como el cuerpo de las siete cabezas.

Programa económico listo

Dice que con un gobierno de oposición sí se va a recuperar la economía. El oficialismo asegura que si la oposición gobierna aplicará medidas neoliberales y otros grupos que no apoyan al Psuv ni a la MUD dicen lo mismo. ¿Cómo sería ese gobierno?

Básicamente todos los economistas que sabemos de esto, modestia aparte, estamos de acuerdo en qué es lo que hay que hacer. Hay distintos grupos de economistas que han hecho propuestas. Estamos nosotros en “Qué hacer”, Ricardo Hausmann y su grupo de Harvard, Francisco Rodríguez, que hizo el informe de la Unasur; Orlando Ochoa, de los 60 economistas, Humberto Gracia Larralde con la Academia Nacional de Ciencias Económicas; está Ronald Balza y “La peña de la Ucab”, y muchos otros. Está la gente de la Asamblea Nacional, los diputados José Guerra, Ángel Alvarado, que hicieron una propuesta de las medidas que hay que tomar.

Nos hemos reunido toditos y hemos conformado un solo grupo para hacer un programa de gobierno. Ya nos hemos reunido tres veces, hemos tratado el tema del gradualismo, el tema fiscal y del sector externo; ahora viene lo cambiario, lo social, lo productivo, la economía política. Básicamente este es el programa de la MUD porque tenemos vasos comunicantes.

Allí hay dos cosas en las que coincidimos, muy importantes. Ricardo Hausmann, que dirigió la política económica de Carlos Andrés Pérez y que el Gobierno la ha estado atacando como neoliberal, dijo textualmente en esa famosa reunión en Harvard de los 30 expertos, donde yo estuve, que el bienestar de los sectores más vulnerables no es una variable de ajustes sino una variable objetiva. ¿Qué quiere decir eso? Que tienes unos objetivos, enfocas todo hacia allá y lo demás se adapta.

“AQUÍ NO PUEDE HABER UN GOBIERNO EXITOSO DE TRANSICIÓN SI SE DESCONOCE AL CHAVISMO O TRATAN DE ANIQUILARLO”

Aquí los sectores más vulnerables son lo principal que hay que defender, todos los economistas lo decimos. Ni siquiera el Fondo Monetario Internacional de ahora, porque ha cambiado muchísimo, apoya las políticas neoliberales. Si aquí viene un gobierno neoliberal esto explota, porque la gente ha sufrido muchísimo. La gente ya ha pagado el costo del ajuste que hizo Maduro.

Este es un plan básico, aquí no hay desavenencias de nadie, quienes dicen que esto es neoliberal quieren pescar en río revuelto, eso es falso, aquí estamos todos los economistas, chavistas que saben de esto están en este grupo de economistas.

¿Y el segundo aspecto?

Aquí no puede haber un gobierno exitoso de transición si se desconoce al chavismo o tratan de aniquilarlo. Tiene que ser un gobierno de unidad nacional, de coalición nacional, de rescate nacional, que incluya al chavismo de manera fundamental. No puedes dejar de lado al 20% de la población, sería un suicidio político si el Gobierno que viene no hace un  pacto de gobernabilidad política con el chavismo.

Yo estoy proponiendo un pacto llamado “pacto republicano”, así como el Pacto de Punto Fijo pero sin los errores políticos que tuvo; uno de los errores graves fue excluir al PCV. Ahorita no está planteado excluir al chavismo. Serían todos los partidos de la MUD más el chavismo. Aunque no te guste, es cuestión estratégica.

Ese pacto va más allá de lo político, es un pacto económico, social y militar para salir del rentismo petrolero de una vez, para salir no solamente del sótano 8 donde estamos ahorita a la planta baja, que sería recuperarnos, sino lanzarnos de la planta baja al piso 20. Para hacer eso tienes que curarte del rentismo petrolero, una enfermedad que es una maldición pero no es eterna, tiene su remedio. Es un pacto republicano de largo plazo para rescatar a Venezuela.

“SE TIENE QUE ELEVAR EL PRECIO DE LA GASOLINA A LOS NIVELES DE COLOMBIA PARA QUE NO HAYA CONTRABANDO”

¿Quién está manejando realmente la economía en el país? ¿Ninguna decisión tomada ha sido buena?

Si lo ves desde el punto de vista de la economía política, esta es una política diseñada para que los corruptos se llenen. Los que distribuyen productos no quieren cambio, los que importan con dólares del gobierno no quieren cambio, ellos se llenan de dinero.

Tengo información fidedigna de que incluso el dinero que dan al sector privado para importar se lo están dando a la tienda Zara, que ahora es de unos árabes, y a una empresa de importación de licores. Pero ni siquiera importan los licores y la ropa, sino que un porcentaje altísimo se lo quedan ellos de la sobrefacturación, y las importaciones que hacen las exportan a otros lados.

Ellos son los que dominan la política económica, ellos son los ministros de la economía, y los militares corruptos, que no son todos. Serrano mancilla no tiene nada que ver con lo que pase, él está puesto ahí para justificar con un ropaje ideológico de izquierda esta defoliación que están haciendo. Serrano Mancilla es un izquierdista radical de derecha corrupta; izquierdista radical nada más en el discurso, pero en la práctica es de derecha porque beneficia a los que están mejor, que son los enchufados, los ricos, los boliburgueses, y que no están mejor porque trabajan sino porque tienen sus ingresos de dinero mal habido.

El programa económico lo deciden los actores estos que se benefician de la situación, de lo que hay que sacar. Serrano Mancilla no tiene nada que ver con eso, o sí tiene que ver, para justificar a los corruptos; es un mercenario de la economía.

“ESTA ES UNA POLÍTICA DISEÑADA PARA QUE LOS CORRUPTOS SE LLENEN. LOS QUE IMPORTAN CON DÓLARES DEL GOBIERNO NO QUIEREN CAMBIO, ELLOS SE LLENAN DE DINERO”

¿Cómo evalúa los cambios que se han hecho en cargos económicos, primero con la designación de Luis Salas, luego Pérez Abad y ahora Carlos Faría?

Lo que uno ve es que hay tejemanejes muy fuertes. Luis Salas es un alumno de Serrano Mancilla, de hecho trabajaban en el mismo lugar. Era lo mismo. Y Pérez Abad, que tenía sus propios intereses, hizo cositas en dirección correcta pero absolutamente tímidas y totalmente parciales. Haces un programa y un cambio como Dios manda, o no haces nada.

Pérez abad hizo muy poco y ahora vienen estas personas muy radicales, relacionadas con el ministro de Planificación, que son de izquierda radical de derecha corrupta. Muchos de ellos son tan ignorantes que ni lo saben, ellos en realidad son instrumentos de dominación de los poderosos corruptos.

¿Qué es lo que más le preocupa de la política económica actual?

Me preocupa la falta de tres cosas fundamentales: confianza, solvencia y liquidez. El problema nuestro básicamente se orienta a esas tres cosas. Liquidez porque necesitas dólares, alrededor de 35 mil millones o 40 mil millones de dólares nuevos. Necesitas dinero para concretar estos planes de atención a los sectores más vulnerables, porque tienes que darles una transferencia directa.

Eliminar las transferencias indirectas que son Mercal, Pdval y todo eso, porque más de la mitad se lo llevan los corruptos, y hacer transferencias directas al pueblo, a su cuenta bancaria, que la gente reciba alrededor de 25 dólares mensuales por venezolano, los niños un poco menos, y recuperar el poder de comprar real de los venezolanos.

¿Y en el caso de la solvencia?

Se necesita solvencia en lo fiscal y en lo externo. Arreglar algunas cosas fiscales como el precio de la gasolina, tienes que subirla de manera sustancial y elevar el precio a niveles de Colombia para que no haya contrabando; subir otros precios como los de electricidad y agua, porque con eso no se puede producir agua ni electricidad.

Hacer un ajuste cambiario y colocarlo alrededor de los 500 bolívares por dólar y de esa manera subir los ingresos fiscales entre 11 y 17 puntos del PIB. Revisar Petrocaribe y Cuba, y sumar el ahorro que tendrías por eliminación de importaciones gubernamentales y distribución. Así terminas teniendo un superávit. Si no tienes déficit no tienes que imprimir dinero y frenas la inflación en seco.

La solvencia fiscal es absolutamente necesaria e imprescindible para arreglar esto. También se puede recuperar el sector petrolero, Pdvsa no puede dedicarse a hacer cosas sociales, tiene que dedicarse a producir petróleo y hacerlo con la participación del sector privado.

“ESTAMOS EN EL SÓTANO 8 PERO MÁS ABAJO NO VAMOS A LLEGAR”

¿Qué debe hacerse para recuperar la confianza en lo económico?

Para generar confianza no puedes seguir con las expropiaciones e invasiones, tienes que proteger la propiedad privada, revisar algunas leyes para que el sector privado sienta que no va a perder su capital si lo invierte aquí. Hay algunas leyes que están equivocadas, debes revisar las leyes de precios y tienes que liberar precios.

Los milagros de producción agrícola más altos se han dado en países que han liberado los precios, un ejemplo es China y Brasil. Es una concepción muy equivocada decir que la manera de parar la inflación es controlando precios, eso es falso. La manera de controlar la inflación es generando condiciones para que haya producción y no imprimir dinero sin respaldo. Los empresarios que aumentan precios lo hacen ajustándose al entorno, no son los culpables de la inflación. Ese es un concepto erróneo, este Serrano Mancilla, que es un charlatán, no sabe de esto, y el poco de economistas que lo apoyan tampoco.

La confianza también requiere un acuerdo político de gobernabilidad. Esto sí se puede resolver. No va a ser fácil porque estamos en el sótano 8 pero más abajo no vamos a llegar.

¿En cuánto tiempo se pasará de este sótano 8 al piso 20?

Tenemos que hablar primero de en cuánto tiempo llegamos a la planta baja, ahí llegamos en 3 años. En 6 meses pasarías del sótano 8 al sótano 7, pero después sería más rápido. El arranque va a ser un poco lento, en 6 meses vas a notar que la inflación se para, en 2 años y pico puedes tener una inflación anual de menos de 10 o menos de 5 puntos del PIB. Eso es en seco, de un solo trancazo.

Así es que se paran estos procesos, se sabe cómo hacerlo y todos hemos aprendido de nuestros errores. Ahí está Ricardo Hausmann que sabe qué errores ha cometido, estoy yo, que fui ministro de Chávez, está Víctor Álvarez, está gente que sabe de economía y sabe de ejemplos de otros países. Entonces, en 3 años volveríamos a la planta baja y en unos 10 años llegaríamos al piso 20.