Investigadores brasileños desarrollan desde hace dos años y medio una vacuna que busca eliminar la dependencia de la cocaína, a través de una molécula que ya está en fase de experimentación con animales.

“Hemos desarrollado una molécula que estimula la producción de anticuerpos contra la cocaína en el sistema inmunológico”, señaló a la AFP el profesor Angelo de Fátima, del departamento de Química Orgánica de la Universidad Federal de Minas Gerais.

“Esos anticuerpos capturan la cocaína, impidiéndole llegar al cerebro, y reducen los efectos euforizantes de la droga, lo que lleva al usuario a perder interés” en su consumo, explicó el académico.

De Fátima recordó que en Estados Unidos hay investigaciones que apuntan al mismo objetivo, pero aclaró la diferencia. “Nuestra molécula es distinta de la norteamericana. La nuestra carece de parte proteica”, explicó, aunque sin revelar el nombre de la molécula utilizada, ya que “aún no ha sido patentada”.

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el consumo de cocaína en Brasil es cuatro veces superior a la media mundial.

La vacuna se perfila como una vía prometedora de tratamiento. En principio, solo se aplicará a pacientes con una fuerte motivación para descolgarse de la droga o se recetará de forma preventiva contra el abuso del alcaloide por parte de niños o adolescentes, o aun como parte de la lucha contra el crack, un derivado barato de la cocaína.