Según informa Antena 3, un niño llamado Ismailescapó de Jarbuah, una zona controlada por Daesh, y fue encontrado por un grupo de kurdos que vieron como el chico llevaba una camiseta del Real Madridcon el escudo arrancado.

Según parece, le habían obligado a quitárselo ya que el ISIS (Estado Islámico) publicó hace meses un documento que obligaba a desprenderse de camisetas de Nike y Adidas, marcas que visten entre otros al Madrid, al Atleti y al Barça. El incumplimiento de esa norma está castigada con 80 latigazos.