Wild Coast Adventures es una empresa canadiense que ofrece excursiones en kayak de mar por la Columbia Británica en busca de avistamientos de orcas y otras ballenas.

El pasado 10 de agosto, en una de las excursiones organizadas tuvieron la fortuna de avistar a una ballena jorobada dando de mamar a su cría, algo muy inusual de ver. Y no solo eso. Las ballenas deleitaron a los presentes con varios saltos fuera del agua, haciendo aún más espectacular la experiencia de los excursionistas. Las imágenes que ellos mismos grabaron son realmente impresionantes.

Eso sí, lo hicieron a una distancia prudencial, para no correr ningún peligro. Las ballenas jorobadas son animales muy curiosos y no especialmente peligrosos por sus ataques.

A pesar de todo, debido a su enorme tamaño (tienen una longitud de entre 12 y 16 metros y un peso aproximado a los 36.000 kilos), debe mantenerse una distancia prudencial en sus avistamientos para alterar lo menos posible al animal y evitar cualquier incidente, como el que le pudo pasar a Viviana Guzmán, una mujer que a punto estuvo de ser tragada por una ballena el pasado mes de julio en una de sus habituales salidas de paddleboard por la costa de California.