Los sueños son imágenes que se configuran con una lógica distinta a la de la vida diurna, ordinaria. Son locos, disparatados, originales, grandiosos, elocuentes, predictivos, fantasmáticos. Nos ayudan a procesar la información de la lógica, trabajan desde otro hemisferio, el derecho.

La importancia de los sueños

En todas las culturas dormir bien y soñar estuvo asociado a la larga vida y a la salud. Los sueños utilizan códigos distintos, otras leyes los dominan que no son las de la razón. Modifican los restos diurnos (cosas que hemos vivido durante el día que persisten) y se nutren de ellos, pero también, fundamentalmente, nos remiten a arquetipos universales.

Es por eso que, más allá de que cada soñante puede interpretar su propio sueño como le plazca, hay imágenes que se van repitiendo y que están asociadas a determinados procesos internos.

Jung afirmaba que los sueños son la expresión del inconsciente personal (que pertenece específicamente al individuo) y del inconsciente colectivo (que pertenece a grandes grupos de personas, raciales o culturales, a la humanidad en su conjunto).

La finalidad de los sueños es compensatoria: nos ayudan a encontrar un equilibrio, nos alertan y nos dan información sobre qué tipo de desafío estamos emprendiendo.

¿Cuál es tu aventura presente? La respuesta está en los tipos de sueños que tenés y, cuando superes las pruebas, probablemente cambie o se modifique el patrón de sueño.

La siguiente es una guía de posibles interpretaciones, generales, pero que pueden servir de puntapié para que cada soñante siga asociando estos significados con temas de su propia vida.

Soñar con animales que persiguen o que muerden

Los sueños en los que aparecen animales que nos persiguen, especialmente si están enfadados o rabiosos, indican que algo está presionando por integrarse a la consciencia. Cuanto más amenazador es el animal, más importante es prestar atención al sueño.

Por ejemplo, si soñamos con un león es probable que se nos esté pidiendo integrar su valentía y coraje. si es un buho, quizá tenemos que mirar bien a nuestro alrededor. A veces también los animales feroces representan a otra persona que nos está invadiendo o provocando dolor, pero lo estamos negando.

Cuando los animales están encerrados pueden representar impulsos reprimidos. Los animales que se escapan de sus jaulas pueden simbolizar las consecuencias de esa represión. Los que están heridos simbolizan algún aspecto interno que es necesario curar.

Un animal que está muy presente en los sueños es la araña. Puede representar habilidad o engaño, ya que ellas se esconden y esperan a su presa. En la mitología las arañas representan el tiempo. Jung las asocia con una madre negativa.

Soñar que volamos (o caemos)

El sueño de volar está más presente en los niños (intentando mediante ellos escapar de sus miedos y temores) y disminuye en la edad adulta. Son sueños agradables, extáticos y divertidos. Estos sueños suelen tener varios propósitos , algunos están relacionados con estados de consciencia: la habilidad del alma para abandonar el cuerpo. También mediante estos sueños invocamos la alegría, un sentimiento que quizá estamos necesitando.

Son sueños que aumentan la creatividad, invitándonos a mirar las cosas desde arriba y a abrirnos hacia posibilidades insospechadas, más allá de las (im)posibilidades humanas. Quiebran límites.

Al caer en un sueño experimentamos un estado de vulnerabilidad. Entrar en “caída libre” se suele dar en períodos de transición o cuando nos estamos enfrentando a lo desconocido. Tenemos miedo de perder algo: prestigio, dinero, autoestima, el amor, amistades. Se da más frecuentemente en hombres que en mujeres. Los sueños de caer se caracterizan por las emociones intensas que los acompañan: pánico, miedo, confusión, incertidumbre, terror.

Soñar que se nos caen los dientes

Uno de los sueños más comunes es el de tener los dientes cada vez más sueltos o que se caigan directamente. Los dientes son el símbolo de nuestro poder personal. Nos sentimos controlados o dominados por una circunstancia que no nos hace felices: una relación, un trabajo, algo que nos quita libertad.

Si aparece un espejo en el sueño simboliza la verdad. Refleja las cosas como son, no como nos gustaría que fueran.

Soñar que estamos desnudos

Nuestra ropa refleja cómo queremos que nos vean los demás, y puede hacer que parezcamos algo distinto a lo que somos. Utilizamos la ropa para no llamar la atención, o para lo contrario.

La ropa en los sueños tiene un papel simbólico importante referido a nuestra persona, en el sentido clásico del término, es decir, la máscara o la cara que representamos ante el mundo. Por ejemplo, en el trabajo, como padre o madre, como pareja, como vecino, como orador, etc. Según Jung, los problemas afloran cuando no tenemos una “persona” o máscara preparada para una situación determinada, o si permitimos que una determinada máscara ocupe todas las facetas de nuestra vida. Cada vez que experimentamos un cambio grande, nuestras máscaras deben adaptarse a las nuevas circunstancias.

Una ropa incorrecta o harapienta, por ejemplo, nos indica que no nos sentimos a gusto, ya sea en general o con algo que hemos hecho. Cambiarse de ropa indica un cambio de dirección, una nueva fase de la vida. La desnudez trata nuestra sensación de vulnerabilidad o nuestro miedo a ser vulnerables, especialmente cuando nos hemos embarcado en algo nuevo en la vida.

Soñar que estamos embarazadas

Hay sueños de embarazo y alumbramiento que se presentan sin necesidad de estar embarazada. Tener uno de estos no implica necesariamente que una esté embarazada sin saberlo, o que lo vaya a estar pronto. Por el contrario, se refieren a otro aspecto de la vida. Son símbolos muy poderosos de que algo nuevo aparece en la vida. Pueden representar períodos de transición, especialmente si ha habido una etapa previa de gestación, en forma de retiro interior, contemplación o preparación. Los fetos y los bebés nos llaman la atención de un modo muy fuerte, y pueden hacer que el centro de interés de una persona cambie de un tema a otro. Puede simbolizar la carrera profesional, nuevas ideas, un flujo de creatividad, un talento o un proyecto que florece con éxito.

Extractos del libro “Comprender el significado de los sueños. Cómo interpretar los mensajes que nos llegan cuando soñamos” de Rosemary Ellen Guiley. (Editorial Urano. Sexta edición.)