El chófer preferido del presidente ruso, Vladimir Putin, ha fallecido en un accidente de coche en Moscú. El siniestro se produjo el martes cuando el chófer, identificado solo por las iniciales MK, conducía uno de los coches de Putin por la avenida Kutuzuvsky. Entonces, un vehículo que iba por el carril contrario perdió el control, saltó la mediana e impactó frontalmente con él.

El conductor de Putin murió en el acto, mientras el individuo que conducía el otro coche se encuentra en estado crítico en un hospital.

El accidente se produjo mientras Putin se encontraba en la cumbre del G20 en China.