La Operación Doolittle fue la primera incursión aérea estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial realizada en abril de 1942, sobre territorio japonés. En la historia universal a esta operación se le conoce también como el raid de Doolittle, la incursión de Doolittle o el raid sobre Tokio.

El futuro bombardero estratégico estadounidense se llamará “Raider” (atacante), principalmente en homenaje a los primeros bombarderos norteamericanos que lograron atacar Japón en 1942, informó este lunes la Fuerza Aérea.

El futuro bombardero será fabricado por Northrop Grumman, que se adjudicó una licitación del Pentágono en octubre de 2015, y debe entrar en servicio a mediados de la próxima década.

El avión furtivo, a un precio unitario de 500 millones de dólares, debe ser capaz de llevar a cabo bombardeos en cualquier lugar del mundo desde territorio estadounidense.

También deberá ser capaz de introducirse sin ser detectado por defensas antiaéreas sofisticadas, como las que desarrollan Rusia y China.

james-doolittle
El teniente coronel James Doolittle con un modelo de B-29

El 18 de abril de 1942, la aviación estadounidense logró por primera vez bombardear Japón, gracias a un audaz ataque de un grupo de bombarderos comandados por el teniente coronel James Doolittle.

Los héroes de esta incursión, que pasaron a la historia como los “Doolittle Raiders” (los atacantes de Doolittle), despegaron desde un portaaviones con bombarderos B-25 especialmente modificados para la ocasión.

Los bombarderos lograron atacar Tokio, un golpe de efecto que elevó la moral en Estados Unidos y obligó a los japoneses a retirar aviones de sus fuerzas en el Pacífico para defender el territorio metropolitano.

El Pentágono ha sido muy discreto sobre las características precisas del bombardero B-21 “Raider”. Sin embargo, se asemeja, por los bosquejos de artistas oficiales, a una gran ala voladora, como el actual bombardero B-2, del que Northrop ha construido una veintena de aparatos.

El nombre fue escogido por la Fuerza Aérea de Estados Unidos tras una consulta a las tropas. La institución recibió 2.100 propuestas.